¿Sabes cuánto gastas en cigarrillos? ¿Qué pasaría si ahorras esa plata día a día?

  • En un día, podes comprarte un ¼ de helado o una revista de tu interés.
  • En cuatro días podes hacer un curso de Primeros Auxilios + RCP, o invitar a un amigo al cine
  • En veinte días, podes comprarte un jean de buena marca o llenar el tanque de tu auto
  • En treinta días, podes comprar una tablet, o compras un pasaje aéreo nacional.
  • En noventa días, podes escaparte a la costa.
  • En un año, podes irte de vacaciones a Brasil con todo incluido por una semana o comprar una moto 0km.

Datos:

· El tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas, de las que más de 6 millones son consumidores del producto y alrededor de 890.000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

· En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

· Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.

· En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.

· El consumo de tabaco es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, después de la hipertensión arterial.

Consecuencias:

· Enfermedad cardiovascular: el consumo de cigarrillos es una causa importante de enfermedad cardiovascular, en especial del ataque cardíaco y accidentes cerebrovasculares. Casi la mitad de los infartos pueden ser atribuidos al consumo de tabaco. No es necesario fumar mucho: el consumo de 1-4 cigarrillos por día ya aumenta el riesgo de infarto y muerte.

 · Cáncer: nueve de cada diez casos de cáncer de pulmón están relacionados con fumar. Este cáncer es muy maligno y sólo un pequeño porcentaje de pacientes sobrevive más de 5 años. Los fumadores tienen también más probabilidad de padecer cáncer de boca, labios, lengua, laringe y faringe. El riesgo de cáncer es mayor cuando se combinan tabaco y alcohol. También está relacionado con el cáncer de estómago, de páncreas, de vejiga y con ciertas formas de leucemia. En las mujeres, el consumo de tabaco se asocia con un mayor riesgo de cáncer de cuello del útero y cáncer de mama.

· Enfermedad pulmonar: el humo del cigarrillo irrita las células de los bronquios, aumenta la producción de moco y favorece las infecciones. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) mata lentamente. En algunos casos la destrucción del pulmón es tan grande que la única solución es hacer un trasplante. El humo de tabaco agrava el asma, no sólo del fumador, sino también de las personas que lo rodean.

· Envejecimiento: El consumo de tabaco, al disminuir el flujo sanguíneo en los pequeños vasos de la piel acelera el envejecimiento facial.

· Efectos en el sistema reproductivo e impotencia sexual: Existe una relación entre el consumo de tabaco y la fertilidad: las mujeres que fuman tienen 3 veces más probabilidades de ser infértiles que las que no fuman. También tienen su menopausia en promedio 2 años antes que las no fumadoras. El 40% de las mujeres fumadoras tienen partos prematuros y 30-70% tienen más probabilidades de abortos espontáneos. Todas las toxinas del cigarrillo, incluyendo la nicotina, atraviesan la placenta. En el hombre, el cigarrillo provoca disminución de la densidad y la velocidad del esperma. Además, fumar daña las arterias que llevan la sangre al pene causando impotencia.

· Efectos en el sistema osteomuscular: Los jóvenes fumadores tienen más riesgo de sufrir fracturas y esguinces de tobillo que los no fumadores. A los 60 años el riesgo de fractura de cadera es 17% mayor y a los 70 es 41% mayor en las mujeres fumadoras que en las que no lo son. Estos efectos se revierten si la mujer deja de fumar antes de la menopausia.

· Efectos en los ojos: Las cataratas son la principal causa de ceguera en el mundo. Los fumadores tienen 60% más riesgo de tener cataratas que los no-fumadores. Alrededor de un 20% de todas las cataratas están relacionadas al consumo de tabaco.

· Efectos en la boca: Los fumadores tienen mayor incidencia de úlceras en la boca que tardan en curarse, de caries, de enfermedad de las encías y de cáncer bucal. Cuando la nicotina entra en contacto con el aire se oxida y forma una sustancia color marrón que se deposita en los dientes de los fumadores.

Los beneficios comienzan a sentirse enseguida y se multiplican de manera progresiva:

  • A los 20 minutos: disminuye la presión arterial, frecuencia cardiaca y temperatura de las extremidades.
  • A las 8 horas: La nicotina sérica disminuye al 6,25% de los valores máximos diarios.
  • A las 12 horas: Aumenta los niveles de oxigenación de la sangre y se normalizan los niveles de monóxido de carbono.
  • A las 24 horas: Pico de aparición de ansiedad, que deberían normalizarse en dos semanas a niveles previos a la cesación. Mejoría de la disfunción endotelial venosa.
  • A las 48 horas: Inicio de la regeneración de terminaciones nerviosas dañadas, con normalización del olfato. Máximo pico de sentimientos de ira e irritabilidad.
  • A las 72 horas: Depuración al 100% de nicotina y el 90% de sus metabolitos han sido eliminados por orina. Pico de los síntomas de dependencia química como la inquietud. Momento de mayor aparición de ganas de fumar por desencadenantes ambientales. Disminución del tono bronquial. Mejoría de la disnea.
  • A los 5-8 días: El fumador promedio sufrirá unos tres episodios diarios de ganas de fumar. Lo más frecuente es que los episodios de ganas de fumar duren menos de 3 minutos. Algunas personas sufren aumentos transitorios de tos y expectoración.
  • Entre los 10 días y las 2 semanas: Disminución de los síntomas de dependencia. Normalización de la circulación en las encías y dientes. Desaparición de la ira, ansiedad, dificultad para concentrarse, insomnio, inquietud y depresión asociadas a la cesación. Mejora la circulación y la función pulmonar. Entre el primer y el noveno mes: Disminución de la tos crónica y la falta de aire. Mejoría en los síntomas de congestión de los senos paranasales. Disminuye el riesgo de infecciones
  • Al año: El riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora la energía. A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador. A los 10 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas.
  • A los 15 años: El riesgo de enfermedad coronaria es similar al de un no fumador. El riesgo de perder dientes por fumar disminuye haciéndose igual al de un no fumador.

Beneficios a grandes rasgos:

1. Mejora el gusto y el olfato

2. Desaparece la tos de fumador

3. Es más fácil subir escaleras y caminar varias cuadras sin cansarse.

4. El pelo y la ropa huelen mejor.

5. Mejora el aspecto y la salud de su piel

Extraído:Programa Nacional control del tabaco. Secretaria de gobierno de salud. Guías de cesación tabáquica. Secretaria de gobierno de salud. Guía de educadores. Secretaria de gobierno de salud. Argentina Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/ tobacco

Queres dejar de fumar ?

Queres dejar de fumar? Podes seguir esta guía del Ministerio de Salud publicado en 2017